Rinorrea o congestión nasal en niños

Definición

Una nariz congestionada o tapada se produce cuando los tejidos que recubren la nariz se hinchan. La hinchazón se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos.

El problema también puede incluir "rinorrea" o secreción nasal. Si hay exceso de moco que baja por la parte posterior de la garganta (goteo posnasal), puede causar tos o dolor de garganta.

Nombres alternativos

Nariz congestionada; Congestión nasal; Goteo posnasal (exudado retronasal); Goteo nasal; Rinorrea

Consideraciones

En la mayor parte de los casos, la congestión nasal en los niños mayores y adolescentes no es grave en sí, pero puede causar otros problemas.

Cuando la congestión nasal es sólo en un lado, el niño se puede haber introducido algo en la nariz.

La congestión nasal puede interferir con el desarrollo del habla, la audición y los oídos. Si es muy intensa, puede interferir con el sueño.

El drenaje de moco puede obstruir la trompa de Eustaquio entre la nariz y el oído, causando dolor e infección del oído. El goteo de moco también puede obstruir los conductos sinusales, lo que causa dolor e infección sinusal.

Causas

Una nariz congestionada o con rinorrea puede ser causada por:

La congestión normalmente desaparece por sí misma al cabo de una semana.

La congestión también puede ser causada por:

Cuidados en el hogar

Los consejos para ayudar a los bebés y niños pequeños incluyen:

Un lavado nasal puede ayudar a eliminar el moco de la nariz del niño.

Si su hijo tiene alergias:

Los aerosoles nasales no se recomiendan para niños menores de 2 años. No utilice aerosoles nasales de venta libre con una frecuencia mayor a 3 días sí y 3 días no, a menos que así lo indique su proveedor.

Usted puede comprar medicinas para la tos y el resfriado sin receta médica. Sin embargo, no parecen ser eficaces en los niños.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si su hijo presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor de su hijo puede llevar a cabo un examen físico, que se enfoca en los oídos, la nariz, la garganta y las vías respiratorias.

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

Referencias

Long SS. Respiratory tract symptom complexes. In: Long SS, Pickering LK, Prober CG, eds. Principles and Practice of Pediatric Infectious Diseases. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 21.

Milgrom H, Sicherer SH. Allergic rhinitis. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW III, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 143.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.